KAMIKACES DE ESTACIONES DE ESQUI

Este último fin de semana de febrero ha tenido unas condiciones espectaculares  para la práctica del esquí en la estación de Alto Campoo, hacía un sol espléndido con temperaturas frescas durante toda la jornada, sin viento y unos espesores de nieve por encima de los 75 cm. en todas las cotas.  Estas condiciones se traducían en una afluencia record para la estación superando los 4300 esquiadores cada día. Asimismo, ha conllevado  que el número de  “Kamikaces“;esquiadores potencialmente  peligrosos de atentar contra la  integridad física  del resto de usuarios debido a su forma de esquiar y actuar, se incrementase notablemente este fin de semana.  
Así pues, aclaro que la descripción que a continuación llevo a cabo de los diferentes tipos de Kamikaces detectados durante estos dos días, no pretende en absoluto ser una burla ni un menosprecio de los esquiadores con un nivel bajo.  Se trata de un análisis crítico contra la forma de actuar de este tipo de esquiadores y que  los profesionales que trabajamos impartiendo clases de esquí sufrimos a diario, convirtiendo muchas bajadas con los clientes en una ruleta rusa, donde la suerte se convierte en el único aliado para que nadie sufra un atropello por parte de estos individuos.
Tipos de “kamikaces hallados por la estación de Alto Campoo durante el fin de semana 23-24 de Febrero (extrapolables a otras ubicaciones):
   
EL PARACAIDISTA :” El paracaidista” se trata de un usuario de la estación que ha esquiado algo en pistas verdes y da su paso con atrevimiento a pistas azules. Se identifica fácilmente pues lleva chaqueta de esquiar totalmente abierta,  brazos abiertos a modo de crucifixión,   lleva las gafas de ventisca sin poner  colgando en la parte trasera del casco, la polaina del pantalón de esquí por dentro dela bota, el pantalón de esquí  a su vez le queda por encima de las propias botas y estas botas suelen llevar varios ganchos de ajuste sueltos. Bajo este perfil , el “paracaidista” se lanza sin hacer ningún tipo de curva en los muros más verticales de  la pista, por suerte gracias a la apertura de manos y de la cazadora abierta que hace efecto de paracaídas se reduce ligeramente la velocidad y en caso de impacto las consecuencias pueden reducirse algo., no obstante es altamente peligroso.

     EL BANDERILLERO: “El Banderillero” se caracteriza por  su forma de posicionar los bastones durante sus descensos a modo de banderillas, es decir, encara las puntas de los bastones hacia el frente ligeramente elevadas. Este tipo de Kamikace, suele encontrarse tanto en pista verde , azul o roja, no tiene apenas control a la hora de realizar las curvas y se siente más seguro al creer que ante la necesidad de tener que realizar una parada de emergencia,  los bastones pueden servir de ayuda. Evidentemente si este tipo de individuos sufre un impacto contra otro esquiador las consecuencias pueden ser realmente graves al ser insertada la punta del bastón en el cuerpo del esquiador colisionado.
 
TURBO-CUÑA: “Turbo-cuña” es un personaje muy popular entre su grupo de colegas, pues con muy pocos días de esquí es capaz de bajar a gran velocidad sin sufrir ninguna caída. También es observable este estilo en niños que dejan sus padres al libre albedrío por la estación y se la juegan en un descenso épico sin hacer ningún giro desde la salida del telesilla al tener gran confianza en este tipo de frenada. El problema que presenta este tipo de bajadas es que los primeros metros del descenso son controlables, pero llega un momento de no retorno al empezar a vibrar los esquíes descontroladamente por la velocidad, en este punto,  lo único que puede salvar la situación es una zona plana o con poca inclinación de la pista, si no, la otra forma de parar, será contra otro esquiador, una pilona, un árbol…..
         
EL AERODINÁMICO: “Aerodinámico” está comenzando a realizar giros en  paralelo y se anima a esquiar en pista roja, también suele  haber tenido algún tipo de consejo del amigo esquiador experto tal como “adelanta la posición y flexiónate, así te puedes meter por pistas rojas sin problemas”.  Dando total credibilidad a las palabras de su amigo,  toma nota y se lanza a por esas pistas que se encuentran  muy por encima de su nivel real de esquí. “Aerodinámico” hace una flexión total de la articulación de la cadera, quedando casi paralelo su tren superior con el suelo, consiguiendo así que sus gemelos estén en pleno contacto con la bota de esquiar y su culo sobresalga a modo de aguijón, esta posición es especialmente buena para coger altas velocidades en muy poco espacio de tiempo  con total descontrol, con lo cual este tipo de “kamikace”  aunque se encuentre parado a mitad de la pista, al comenzar a esquiar puede impactar contra otro esquiador que se encuentre relativamente lejos de él en muy poco espacio de tiempo. 
          
EL EQUILIBRISTA: “Equilibrista” se trata de un diamante en bruto,  presenta un gran físico pero tiene una carencia absoluta de técnica,  pudiendo  salvar  caídas  de una manera totalmente asombrosa  a cada momento, siendo capaz de enlazar con este estilo numerosos  giros e incluso una bajada entera sin ninguna caída. Suele ser el esquiador de primer o segundo  día, que se le da muy bien la iniciación, es decido y autodidacta con lo que rápidamente  se anima a subir a una pista azul. Este tipo de “kamikace”,  en función de la aversión al riesgo que tenga, tendrá un peligro potencial de producir impactos graves contra otros esquiadores en mayor o menor medida.
          
EL ESTACAS: “Estacas” es un esquiador con cierta experiencia,  se desenvuelve bien en pista verde, regular en azul y mal en rojas. Gracias a los videos de youtube o a algún amigo ha descubierto el clavado de bastón, y como tal en cada giro realiza un gran golpeo contra el suelo con el bastón, dando lugar a una hilera de agujeros en su descenso en los que bien se podrían meter unas estacas dada su profundidad. Este tipo de clavado provoca unos movimientos del cuerpo tan exagerados que la posibilidad de caída es inminente en cada giro, no obstante  “El Estacas” se cree que está haciendo un slalom de copa del mundo y  en ningún momento reduce y ajusta la velocidad a su nivel real. Por tanto las caídas que sufren,  a menudo, son bastante dolorosas  y en caso de impactar contra alguien pueden hacer mucho daño.
 
         
RAILWAY:”Railway” es un amante nato de la velocidad, un adicto a la adrenalina y su percepción del peligro es realmente bajo, anulando así la sensación  miedo en sus bajadas, esta es su carta de presentación. En cuanto a su nivel de esquí es bajo o muy bajo. Así, la manera de cubrir sus necesidades de adrenalina consiste subir a una pista azul e incluso roja, colocar sus esquís en paralelo al inicio de la pista y lanzarse hacia abajo sin la más mínima intención de realizar ningún giro (aunque quisiera tampoco podría dado su nivel de esquí, pero no es el caso, él desea bajar sin girar) hasta llegar al inicio del telesilla y volver a repetir la operación, si en el descenso sufre alguna caída importante, no le mermará su ilusión y volverá a repetir en el mismo estilo.  Durante sus descensos también  suele esbozar gritos de alegría y entusiasmo. Su día de esquí es una  auténtica ruleta rusa, y en  caso de impacto con otros esquiadores, mejor rezar que no sea un niño el que se lleve por delante.
       
EL KAKAPO: ”El Kakapo” originalmente es un tipo de loro que habita en Nueva Zelanda que se caracteriza por sus coloridos plumajes y su incapacidad para poder volar, no obstante puede trepar por los árboles para comer sus frutos  y después lanzarse hacia el suelo planeando como puede y aterrizar de una manera no muy fiable. Así el Kamikace  kakapo,  luce vestimenta de colores  llamativos, como buen  freestylers, es un fanático de los saltos y los busca a todo momento por la estación, él sólo ve saltos a cada instante, donde menos te lo esperas hace un giro y busca su salto. Al igual que el Kakapo (animal) no está preparado para volar ni para aterrizar correctamente, pero eso no importa, su principal objetivo es tener la sensación de estar en el aire. Su visión efecto túnel hace que no vea si hay alguien en su línea de salto, si en su recepción puede haber algún esquiador o si debido a su falta de técnica  saltando puede provocar un accidente. Sus impactos son altamente peligrosos sobre todo cuando busca cambios de rasante sin visibilidad para realizar saltos, pues la altura de la cabeza del esquiador impactado puede encontrarse a la altura de los esquís o tabla de snow  del “kakapo”.
      
EL YOUTUBER: “Youtuber” vive las 24 horas pensando en publicar acontecimientos de su vida cotidiana y como tal cuando está esquiando no iba a ser menos.  Se pueden ver tanto con el móvil en la mano como con un palo selfie y les gusta grabar sus propias bajadas tanto enfocándose a ellos mismo como al fondo de la pista.  También graban a novi@s y/o amig@s desde todas las perspectivas posibles. Dada su máxima concentración en lo que tienen entre manos, el móvil, son incapaces de prestar atención a lo que ocurre a su alrededor. Por suerte el  Youtuber   más peligroso se suele encontrar en pistas verdes, por lo que sus impactos no suelen ser excesivamente graves a no ser que se arrollen a niños pequeños.
 
EL DERRAPES: Por último el derrapes es un Kamikace practicante del snow, con bastante desconocimiento de las normas de preferencia que existen en una estación de esquí. Es un experto del derrape y es capaz de realizar bajadas en pistas muy verticales a base de derrapes, los giros no se encuentran en su repertorio gestual . Al realizar únicamente este tipo de bajadas,  cree que si un esquiador que va delante de él realizando giros a un ritmo constante y él le enviste por detrás la culpa es del esquiador por cruzarse, de modo que  nunca pide disculpas y se le llama la atención se pone gallo. Debido a que los impactos son de una tabla  directamente contra las espinillas o rodillas las consecuencias pueden ser graves.
 
Posiblemente muchos de estos Kamikaces dejarían de estar presentes si las propias estaciones se implicaran de una mayor manera en la seguridad, realizando campañas de información acerca de los normas básicas de conducta a través de cartelerías, panfletos….Y quizá yendo un poco más lejos y viendo las actuaciones que hay de ciertos individuos también habría que colocar cámaras en las pistas de esquí para poder observar a estos esquiadores y prohibirles, restringirles, sancionarles, amonestarles…para evitar que se produzcan accidentes realmente graves. Posiblemente, como suele ocurrir por desgracia cuando suceda algún hecho con este tipo de  consecuencias, se comenzarán a poner medidas.  
 
A continuación se describen unas normas de conducta para esquiadores y snowboarders muy sencillas y que poca gente conoce, emitidas por la Federación Internacional de Esqui (FIS) en 2002. (Estas normas deberían estar muy visibles en todas las estaciones)
 
                                                                            NORMAS FIS DE CONDUCTA
1. Respeto a los demás.
El esquiador o snowboarder debe comportarse de manera que no ponga en peligro o perjudique a los demás.
 
2. Control de la velocidad y forma de esquiar o deslizarse.
El esquiador o snowboarder debe esquiar de forma controlada. Debe adaptar su velocidad y forma de esquiar o deslizarse a su habilidad personal y a las condiciones generales del terreno, nieve y climatología, así como la densidad del tráfico en las pistas.
 
3. Prioridad.
El esquiador o snowboarder que avanza desde atrás debe elegir su ruta de forma que no ponga en peligro al esquiador o snowboarder situado delante.
 
4. Adelantamientos.
El adelantamiento puede efectuarse por arriba o abajo, derecha o izquierda, pero siempre de manera que se deje espacio suficiente para prevenir las evoluciones voluntarias o involuntarias del esquiador o snowboarder adelantado.
 
5. Incorporación a pistas, inicio del deslizamiento y giros hacia arriba.
Todo esquiador o snowboarder que se incorpora a una pista señalizada, reanuda su marcha después de parar o evoluciona hacia arriba, debe mirar arriba y abajo de la pista para asegurarse de que puede hacerlo sin peligro para sí mismo o para terceros.
 
6. Paradas en pistas.
A menos que sea absolutamente necesario, el esquiador o snowboarder debe evitar detenerse en los pasos estrechos o de visibilidad reducida de las pistas. En caso de caída en dichos lugares, debe apartarse y dejar libre la pista lo antes posible.
 
7. Ascensos y descensos a pie.
El esquiador o snowboarder que ascienda o descienda a pie debe hacerlo por el lateral de la pista.
 
8. Respeto del balizamiento y la señalización.
El esquiador o snowboarder debe respetar todas las señales y balizamientos.
 
9. Prestación de auxilio.
En caso de accidente todo esquiador o snowboarder tiene la responsabilidad de prestar socorro.
 
10. Identificación.
Todos los esquiadores o snowboarders que sean testigos de un accidente, sean o no responsables del mismo, deben identificarse e intercambiar nombres y direcciones.
volver a blog